¿Qué es la diástasis abdominal?

 In Blog, Fisioterapia

La diástasis abdominal o diástasis de los rectos del abdomen es una alteración estética y funcional que consiste en una separación anormal (a partir de 2,5 cm.) de los dos músculos rectos del abdomen a través de una línea media fascial de tejido conectivo llamada Línea Alba, que se debilita, dando lugar a la proyección anterior de la pared abdominal.

Es importante saber que no se trata únicamente de un problema estético, sino también de un problema funcional; Los músculos rectos del abdomen se extienden longitudinalmente desde la apófisis xifoides del esternón y últimos cartílagos costales hasta la sínfisis púbica y, debido a esos puntos de fijación en la pelvis, la brecha entre ellos y la debilidad en el tejido conectivo afecta directamente a la cavidad pélvica y la musculatura del suelo pélvico. El 52% de las mujeres con disfunción de suelo pélvico tiene diástasis abdominal.

Hay estudios que indican que el 100% de las mujeres embarazadas tendrá diástasis abdominal en su tercer trimestre, así que es lógico pensar que muchas de las mujeres que tratarán de reducir su barriga postparto deben que prestar atención a su suelo pélvico. También se ven casos de violencia obstétrica que pueden afectar negativamente al suelo pélvico.
Nunca es demasiado tarde para trabajar esta zona, aunque cuanto antes se empiece la recuperación, mejor será el resultado.

Aunque es más conocida en mujeres gestantes, es una disfunción que puede darse igualmente en varones, mujeres no gestantes, ancianos y personas con importantes cambios de peso corporal…, puede tratarse de una patología congénita (malformación de nacimiento) o patología adquirida por traumatismos de la pared abdominal tales como: estreñimiento crónico, trabajos donde se cargue con pesos elevados., etc.

Puedes auto-explorar tu zona abdominal y observar si en maniobras de hiperpresión abdominal como toser, estornudar, levantar algún peso o incorporarte de la cama, tu abdomen tiende a salirse hacia delante; para ello debes palpar tu línea alba central desde esternón hasta el pubis buscando zonas blanditas donde tus dedos puedan introducirse en exceso hacia el interior de manera fácil e indolora.

La maniobra que confirmará tu posible diástasis es: tumbado en la cama intenta elevar la cabeza para mirar tu ombligo (como un ejercicio de abdominal clásico), si en esta maniobra tu abdomen se sale demasiado hacia fuera podría tratarse de una diástasis.
No obstante, es imprescindible la revisión y exploración por parte de un fisioterapeuta especializado que realice las pruebas oportunas para confirmar la disfunción.
Una vez diagnosticada puede ser tratada mediante reeducación de suelo pélvico, ejercicios hipopresivos, radiofrecuencia, etc.

Recent Posts

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’. ACEPTAR

Aviso de cookies