Electroestimulación

 In Aparatología Estética, Estética Corporal

La electroestimulación es una técnica muy utilizada en estética, utilizada principalmente para combatir la flacidez. Funciona produciendo en la zona en la que se aplica contracciones musculares, logrando así un efecto de entrenamiento muscular. Podemos modelar el contorno corporal y aumentar la tonificación de los músculos. Actúa sobre ellos, produciendo en las fibras musculares contracciones fisiológicas y permitiendo que éstos adquieran fuerza y resistencia, quemando además las reservas de grasa localizadas. En definitiva: actúa sobre los músculos cómo si se hiciera ejercicio físico.

El electroestimulador, eso sí, puede actuar sólo sobre uno o dos músculos cada vez. Es interesante tener en cuenta además que el efecto adelgazante no se produce por la acción directa del electroestimulador sobre la grasa localizada, sino por la acción de drenaje sobre la zona tratada. Como complemento de la electroestimulación es muy recomendable realizar ejercicio aeróbico, para estimular la perdida de grasa.

Ventajas de la electroestimulación:
· Permite trabajar aisladamente uno o dos grupos musculares que estén debilitados o flácidos.
· Entrena mayor número de fibras musculares en un músculo que la contracción voluntaria y activa.
· Consigue aumentar la tonicidad y disminuir la flacidez sin el esfuerzo físico que supone el ejercicio activo.
· No hay sobrecarga de articulación.
· Mejora la circulación sanguínea.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’. ACEPTAR

Aviso de cookies